lunes, 22 de febrero de 2010

Pon un neopreno en tu vida


Podemos decir que el fin último del uso del traje de neopreno en la prueba de natación de un triatlón, es protegerte del agua fría. Pero no olvides que su uso puede beneficiarte en la competición:

Según el reglamento de la Federación Española de Triatlón, el traje de neopreno no puede tener más de 5 mm de grosor y no se puede hacer uso de una única parte inferior o cualquier elemento de neopreno.
Se ha evolucionado tanto que, incluso puede influir en el resultado final de la competición.
El neopreno mejora, sobretodo, la flotabilidad.
Es un tejido sintético de caucho que se ajusta al cuerpo y esto permite que, el agua que entra en el cuerpo, se caliente.
Esta formado por pequeñas células llenas de aire, y el porcentaje de aire, que tenga el neopreno, influirá en la flotabilidad del traje.
Existen trajes de manga larga y sin mangas. La mayoría de los triatletas utilizan manga larga. Los trajes sin mangas son más cómodos, pero pueden existir problemas de sensibilidad por el frío de los brazos en el segmento de ciclismo.
Hoy en día, cualquier neopreno proporciona flotabilidad, lo que hay que tener en cuenta es que, si no es flexible aparecerá la fatiga en los miembros superiores, provocando una disminución del rendimiento, que será mayor cuanto menos flexible sea el neopreno.
El neopreno suele ser más "efectivo" en triatletas "no nadadores" que en los buenos nadadores, ya que mejora la flotabilidad y como consecuencia el deslizamiento.
Suele mejorar el rendimiento en natación de un 3% a un 10%.
Muy importante elegir bien la talla, para tener una gran libertad de movimientos. La talla depende del peso y de la altura. Suele haber patrones para mujer y para hombre.
La mayoría de las marcas tienen modelos de alta gama y modelos de gama media y gama baja, que oscilan entre los 100 € y los 600 €

1 comentario:

David dijo...

Buen artículo José, y si que ayuda el traje a los lentos como yo en el agua. je je.

Saludos